• Travazona

ME VERAS VOLAR POR LA CIUDAD DE LA FURIA

LA REFORMA DE LEY QUE DESPERTÓ EL PODER POPULAR


Decía Cerati en su canción con Soda, y yo adolescente veía ese bailarín que movía su arte al compás de las estrofas. Esa imagen de ángel alado, escapando de la opresión del mundo gris del desencanto, y ayer yo estaba siendo parte de todos, desplegando las alas de metal que conseguimos las travas por morir con gloria a pesar de las balas, y también esas alas que desplegamos las que sobrevivimos a décadas de persecución y matanza.

Otra vez la historia se escribe con la misma letra y estrofa, otra vez los autores de este escrito satánico le arruinan la vida todos aquellos que sobrevivimos: Viejos, discapacitados, amas de casa, madres, niños… Esa lista que ves que no para, esa lista que vez que se intercala tanto en tantas vidas y acciones de las mismas que parece no acabar, porque las acciones que perjudiquen económicamente así sean un poco al sustento de alguien que tiene vulnerabilidad lo puede llegar a exterminar.


Y párrafo aparte vamos a hablar de las travas y trans. Enfisema, VIH, motriz, visual, tantas incapacidades se han adosado a nuestro cuerpo por tantos años de invisibilización social, en todo su espectro, que pocas hemos sobrevivido sin tener una cicatriz de ese espanto de vida que aun hoy seguimos padeciendo.

Recortar a una trava parte de esa pensión le augura más horas en situación de prostitución, porque esa mínima ayuda, muchas en forma precaria viven en la más absoluta posición de supervivencia, con la quita anterior de remedios de cartilla, se ha tenido que volver a comprar medicamentos que comprenden tratamientos respecto de las particularidades de cada enfermedad crónica.


En términos cuasi económicos, cuando recortas el poder adquisitivo a una trava/trans la mandas otra vez a la parada, pero ya con la vida devastada, como dijo mi querida Paula Arraigada en alguna de nuestras charlas “…y un día muere una de la calle, hay otro lugar libre en la plaza de las travas…”

Nuevamente si bien somos una población minoritaria no tuvimos la palabra, y sepan disculpar si nombro tanto lo trava y lo trans, pero Uds. tienen miles de voces reclamando en las calles en piquetes en una sociedad binaria conformada, pero que quieren que les diga, prefiero pasar en esta vida como aquella trava monumental, gigante con un vozarrón de hacer temblar al mismísimo demonio con mi grito, que quedarme callada por todo aquello que la sociedad no ve de nosotras, no por no querer incluirnos sino porque nuestros dichos y nuestras voces deben ser tan fuertes  QUE NO VAN A HACER TEMBLAR AL MUNDO, NOSOTRAS LAS TRAVAS Y LAS TRANS TE HAREMOS DESPLEGAR LAS ALAS DE LIBERTAD.

0 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social de YouTube

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com