• Travazona

La Revolución Identitaria como respuesta a la Soberanía Totalitaria Heterocispatriarcal

Vemos como la violencia machista día a día se cobra mediante actos de toda índole el atrevimiento de disputar sus privilegios y posicionamientos sociales.

Los crímenes de odio al genero en sus distintas categorías están recrudeciendo debido a que el sistema sociopatriarcal se ve invadido en sus lugares de dominio no solo por el feminismo, sino además por las nombradas identidades disidentes (¿o mas bien disentidas?). Al haber una diversidad que se está incorporando a la sociedad, el espacio dominado por el patriarcado se ve invadido, y es ahí donde el hombre machista impone su posición de dominación con la represión física. Como ejemplo si los boliches son para que los machos vayan a bailar y se levanten a alguna mina, si aparece una marica,una travesti  u otra identidad en el boliche le disputa el espacio y es ahí donde el hombre usa la violencia porque su poder de dominación se corre, su espacio cree es invadido, porque culturalmente el solo ejerce el dominio.


Al avanzar ne el recrudecimiento de las violencias en diferentes ámbitos tanto quienes poseen el poder de seguridad, control y ejecución de sentencias dentro de los organismos del estado muestran a las claras su falta de conocimiento, no solo de las definiciones académicas y estudios de estas nuevas identidades sociales, sino que además carecen de las herramientas actualizadas en cada ámbito, haciendo imposible no solo el entendimiento del los crímenes, violencias, asesinatos, violaciones y actuaciones por parte de los integrantes de las Cámaras del Congreso, no solo anteponiendo concepto teóricos vetustos, que siguen los lineamientos de dominación colectiva tanto religiosos como latifundistas, ya que la gran oposición a los nuevos entendimientos acerca de los comportamientos, responsabilidades y deseos individuales de decisión se contraponen con los mecanismos de dominación e infusión de temor colectivo.

O como ha sucedido en el 2018, las agresiones por parte de varones a distintas identidades son subsanadas con talleres a los violentos de cómo convivir con las personas del colectivo. ¿Por qué ellos le tienen que recibir cursos de tolerancia hacia el colectivo lgbti si yo no tuve que tomar ninguno para vivir en esta sociedad heterosexual?


Su papel debería ser acompañar al colectivo violentado en un correcto proceso jurídico pero no lo hacen, gran falencia de los mecanismos que dicen acompañar al las minorías violentadas y solo son acciones que pretenden soluciones que terminan sólo placebo.

Al acusar a estos colectivos y organizaciones que no solo están en un principio fuera del marco partidario,que reclaman por sus derechos, son tildados de comunistas, terroristas, ideologistas (vieja estrategia de dominación liberal) repite una receta antigua pero efectista, pero en realidad las personas responden a su derecho real de poder ser en esta sociedad con normas jurídicas y constitucionales anquilosadas que rezan el sentido de la dominación por medio del control de lxs sujetxs participantes de la sociedad restringidos en el deseo individual, solo dando la posibilidad de deber ser donde lo establecido no lo acuerda la soberanía popular, sino los mandatos oligoeconómicos con dominación capitalista, la cual mediante el uso de las Mass Media Comunication hacen imposible dejar pensar opciones de decisión, imponiendo el pensamiento creando miedos con herramientas discursivas, similares o paralelas a las utilizadas por los gobiernos totalitarios del siglo veinte.


Pese al gran poder de silencio mediático, con brumas de desinformación o imposición de miedo exacerbado, hay a las claras una realidad innegable, aquellas identidades y población oprimida hasta el exterminio han alzado la voz, han movilizado no solo su sentimiento, sino su incomodidad furibunda, no solo por la desigualdad sino ademas por los métodos de imposición del terror por parte del estado,haciéndonos recordar hechos que siguen vivos en nuestrxs cuerpxs y recuerdos.

Cuando la soberanía heterocispatriarcal se ve invadida e interpelada por aquellas identidades aun sin soberanía identitaria, no solo disputan un espacio de respeto equidad y poder, sino que ademas ponen en caja las acciones restrictivas, punitivistas y persecutorias que el estado con sus ramificaciones del manejo del poder de unos pocos, hace necesario sembrar el terror y el odio a toda costa, imponiendo la despersonalización jurídica (2), el ser apátrida identitaria (1) y responsabilizarnos por las crisis vividas en estos tiempos cuando quienes detentan el poder el todos los fueros del estado son cómplices silenciosos de este terrorismo democrático.


A la larga la posición de poder dominante ira mutando pero no debemos olvidar a quienes los han apoyado, ya que la historia olvida, nuestros recuerdos se modifican y terminamos abrazando a quienes alguna vez sin recordarlo nos han torturado.



11 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social de YouTube

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com