• Travazona

LA ENTELEQUIA DEL ODIO

Mi querida maestra y pensadora Ileana Arduino (1) refirió al intento de asesinato e intento de femicidio de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner y me regaló un termino, "entelequia" buscando y buceando encontré esta definición: entelequia

Del lat. tardío entelechīa, y este del gr. ἐντελέχεια entelécheia.

1. f. Cosa irreal.

2. f. Fil. En la filosofía de Aristóteles, fin u objetivo de una actividad que la completa y la perfecciona. (2)




Cuando a pesar del fatídico acto de odio en su peor expresión con intento fallido de femicidio e íntimamente ligado a la cuestión política con un intento de magnicidio, aquelles que propalaron estos discursos de odio y acciones de odio, hoy solo justifican diciendo, que fue armado, que es una forma de que no la pongan presa, y realmente lo que sucedió es que estos caídos de la política y devenidos en periodistas abroquelados en los discursos de odio en los medios de comunicación lo llevan al campo de lo irreal.

Lamentablemente este discurso llevado por los medios masivos de comunicación niega un acto de violencia de genero supremo, que no es para destruir a CFK, es para aleccionar y perder toda esperanza de solución del odio, latente, viviente y propalado en todos lados.

Hoy las naturalizaciones de la violencia surgen de los discursos partidistas donde se habla de castas, de delincuencia partidaria, de remanso de ilícitos apañados por la militancia y por ocupar una banca.

Mientras esa entelequia como un Kraken que crece y aumenta va petrificando cualquier posibilidad de repensar y abstraernos por un momento y enfrentar esta realidad.

Siempre me paro desde la existencia trava trans, donde la entelequia de los derechos adquiridos. del cupo laboral, de la aceptación social, se utilizan discursivamente, mal pretendida en su afán de darle un final inmediato a tanta falta de derechos, que el mismo discurso de la sociedad presume la entelequia de la inclusión y la equidad.

Hoy mientras escribo estas frases concatenadas escucho a la diputada Victoria Montenegro, descarnada, acongojada, furiosa de justicia, esa que nos venden impoluta, pero su hedor a traición democrática ya no se puede ocultar.

La entelequia del odio surca lugares recónditos, incluso en los discursos de inclusión hay componentes de discriminación que luego activan acciones y discursos de odio, por la despersonalización y desvaloración juridica que hacen legisladores y comunicadores con el fin irreal de haber finalizado la tarea de equidad social de derechos y seguir sosteniendo el derecho a la propiedad y la posición de clase en privilegio como la una forma de aceptación dentro del Estado argentino.

Y vivimos en multiversos, hermosa palabra si la hay para jugar en sus posibles creaciones de significación, en donde recrimínanos los discursos y acciones de odio, pero no realizamos acciones legislativas y preventivas, sabemos de grupos sociales identitarios allende el género y la sexualidad, siguen siendo la carne perversa de asesinatos y crímenes identitarios agravados por el componente de odio o no según el caso.

Y acá me detengo en un punto en específico, de como otras entelequias del multiverso del odio y la equidad de derechos crean la ficcionalidad del equilibrio real para el colectivo lgbtiq, donde la perfeccionalidad ( sic) discursiva unida a la lucha feminista desplaza de la realidad a estos grupos, símil a una ideocracia, entonces también la entelequia de la equidad o igualdad de géneros es arrebatada de un disparo certero en este caso, cuando leemos que el número de crímenes identitarios y en específico de las identidades TTT se mantiene en el mismo número de un promedio de entre 100 y 150 crímenes anuales, cuando la población de femineidades y mujeres TTT se lleva la peor parte de la entelequia de la igualdad y el respeto a la diversidad.

Vivimos rodeados de entelequias en nuestra existencia social, pero en ese ideario ideocratico, nacen de sus lugares más oscuros esas acciones y discursos de odio que mutan y se embellecen por mecanismos de pesos y contrapesos de acciones y reacciones de unos contra otros.

Como un ying/yang plagado de desequilibrio de poder y falta de dialogo, el mismo egoísmo de la posesión del poder nos ha llevado a este fatídico lugar, donde se valida socialmente por una parte de la sociedad el magnicidio, y no es un dato que debemos pasar por alto el femicidio aleccionador para aquelles que pongan en duda la entelequia de la igualdad, ya estos mismos propaladores de los falsos privilegios anidan en sus mentes y aleccionan sus seguidores que el discriminar es lo correcto.

Porque que tengan algo que entienden elles como privilegio, aunque no alcancen al centésimo de estos que hablan en nombre del pueblo, solamente hablan de la entelequia del odio y como contrapartida utilizamos la falsa entelequia del derecho adquirido.

El dolor nos navega, las discusiones están a flor de piel, los violentos con la excusa enteletica (sic), y el pueblo defiende a su único símbolo de democracia que resiste, una mujer que, por parte del estado, sus poderes e inclusive parte de la sociedad. Ella soporto el decálogo de la violencia de genero punto por punto.

Espero quienes sigan sosteniendo la mentira con el "no te creo" por inadsimilidad sin falta de argumento, se los fagocita la misma entelequia que elles apoyan y defienden sin entender que por más que este monstruo al cual se le da excusa como algo mitológico, es el Kraken del odio traído a este mundo, donde fagocita discursos petrificando la posibilidad de interpelar el odio, arremolinando excusas y mentiras, hundiéndonos en la realidad ficcional de los grupos hegemónicos que mientras demonizan a la líder política más relevante de la Argentina de este tercer milenio, han transformado a la líder en leyenda y luego finalmente en un ser épico de la democracia, que junto al más odiado de los partidos políticos por parte de la derechas y ultraderecha que utiliza todas las armas posibles para un exterminio final de los derechos sociales y humanos, ha demostrado que no solo el amor vence al odio, sino que quita el fogonazo enceguecedor de las luchas partidarias defendiendo la democracia, como respuesta al punto sin retorno que es la violencia en las sociedades democráticas.

(1) Argentina. Abogada (UBA) con orientación en derecho penal. Entre 2002 - 2005 fue Subdirectora de INECIP. Fue consultora del Centro de Estudios de Justicia de las América (CEJA –OEA) en proyecto de evaluación de reformas procesales penales, específicamente para los casos de Bolivia, Nicaragua y República Domicana. Fue capacitadora en cursos de litigación en audiencias orales para funcionarios del poder judicial de la provincia de Buenos Aires a través de la Procuración General de la provincia y para funcionarios judiciales del poder judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en articulación con el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, en el Departamento Judicial de Morón con INECIP /Asociación de Magistrados, en la provincia de la Rioja y en la Provincia de Neuquén, entre otros. Coordinadora Técnica para la redacción de anteproyectos de CPP y leyes complementarias para las provincias de Entre Ríos y Chubut, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Consultora para el proceso de reforma del Código Penal para la República Dominicana. Entre 2006 y 2010 fue Directora de Derechos Humanos del Ministerio de Defensa de la Nación y entre 2011 y 2013 funcionaria del Ministerio de Seguridad de la Nación, primero como Secretaria de Políticas de Prevención y Relaciones con la Comunidad y luego como Subsecretaria de Articulación con los poderes judiciales y los ministerios públicos. Es miembra fundadora de COPADI, Colectivo para la Diversidad y fue abogada de Ammar – CTA. Fue investigadora principal de OIM para primer diagnóstico regional sobre rutas de la trata de personas con fines de explotación sexual.

(2) https://dle.rae.es/entelequia

50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo