• Travazona

¿Dónde esta el transfeminismo hegemónico con Tehuel?

El desandar un camino, el alentar la búsqueda de soluciones, la acción colectiva como praxis de reclamo ya es una constante en el movimiento TTT, el acompañar al feminismo donde la alianza se teje y desteje según la trama que el poder hegemónico entienda necesario, me hace pensar en todos estos años de militancia territorial, política y académica donde el feminismo hegemónico por masa identitaria nos coloca a las identidades TTT.


Retrocediendo mínimamente el tiempo recordemos cuando en el Encuentro Nacional de Mujeres de Rosario el colectivo (por entonces TTT) alzaba su voz en las mesa de discusión federal, donde maricas con representatividad política venían a cuestionar a las mujeres trans y femineidades travestis sentadas en la mesa de coordinación, pero no tenían el valor de decirlo en nuestra propia cara, sino como cordero sacrificable desvalorado enviaron a una compañera, lánguida, recuerdo su temblor en el cuerpo y en la voz.


Con el paso del tiempo pensando en ese hecho, el cual fue el mas rescatable como análisis, comprendí como desde los dictados discursivos la carga de significado y significante de una identidad en las acciones partidarias, serian a futuro la forma en que la sociedad pactara nuestra presencia desvaneciéndonos o usándonos como imagen emblemática, de lucha, resistencia y combatientes de frontera.


La percepción de operadores políticos/sociales respecto de la aparición enérgica del movimiento Basta de Travesticidios en el 2016, marco nuevamente la historia las primeras marchas lánguidas de presencia, unidas a la perdida de Lohana y Diana hicieron del símbolo la representación máxima honorifica, advirtiendo a la vez la aparición de organizaciones y colectivos titulados con los nombres de las fallecidas, siendo como una corona de responso eterna que navega, hoy en las redes, en dibujos, en todo aquello que invade nuestros sentidos.

Quizás esa apropiación de imagen en sentido cultural y político, perdió veracidad cuando el movimiento feminista malentendio que quizás era la hora de acompañar el colectivo TTT, pero desde ferias con el nombre de las legendarias, hasta panes saborizados o sanguches veganos con la imagen etiquetada (sic).



Aquellos símbolos legendarios de lucha travesti termino siendo usado con el mas absoluto sentido de capitalismo y mercantilismo, la mercancía sin titularidad ni dueño de imagen, para el pueblo pensé, luego con el tiempo ni siquiera eso, el capital al capitalista mismo, la renta diferencial no se repartía, ni un peso para las travas todo para ese capitalismo disfrazado de revoluciona identitaria feminista, si hasta una iglesia de manera poco aclarada le birlo el nombre a una casita llamada La casita de Lohana y Diana.


Pero volviendo al futuro de la comunidad TTT, vimos como batallas históricas ganadas y aquí me detengo en especial en el juicio por el travesticidio de Amancay Diana Sacayán que marco el quiebre desde un feminismo hegemónico que nos miro por primera vez, 2018 marcha memorable donde podíamos ver a lo lejos de Avenida de Mayo las columnas de cuadras ante los triunfos judiciales, el termino travesticidio usado para categorizar un crimen identitario y el primer fallo de primera instancia sobre una identidad travesti.


Dicen que el tiempo controla en su reloj de arena cada grano que cae para que la historia tenga su construcción y relación, vaya une a saber.


Con el paso del tiempo este feminismo hegemónico como parte de todo el entramado binario político, dio valor al acto performativo no solo declamativo sino de praxis política, al llenar las calles las travas y trans NO SOLO DE TRAVAS Y TRANS.


Y la palabra TRANSFEMINISMO se anido en nuestras bocas y pensamientos, construcción de significado y significante perfecta, pero me pregunto aun hoy ¿quien la ha construido?.


Cierto es pensar que dicha palabra incluye a las TTT en el movimiento feminista, ¿pero las TTT sugerimos esa palabra?, o surgió del ideario hegemónico en parte para patentizar la necesidad de que ya no podían expulsarnos por nuestra identidad porque habíamos demostrado y con creces YA NO SER INVITADES sino SER PARTES del movimiento feminista, pluridentitario y plurinacional.

Las resistencias del Encuentro de MLTTTNBYO en el 2019 no se hicieron esperar, ante la avanzada desesperada de los movimientos biologicistas que discriminan a las personas TTT, el conclave identitario consolido a la masa TTT, esas que fueron expulsadas del cierre de la campaña bajada del escenario a las trompadas tuvo como respuesta esa misma noche, donde inclusive TTT aliadas al terfismo fueron expulsadas, si lo he visto todo aun no lo se, dicen al final que todo es cuestión de posesión de poder.


Con la llegada del 2020 y pandemia de por medio, vimos como la solidaridad del campo territorial y del arco feminista que entiende nuestro ser parte ayudo al registro de los planes para poder morigerar el golpe devastador de la pandemia, este nuevo gobierno incluyo personas trans con rasgo de representatividad política en puestos de carácter publico e institucional, motorizando de a poco lo imposible, el cupo laboral TTT.


Con los vientos de un nuevo gobierno se veían esperanzas, el clima pandémico con la llegada una de las peores pandemias del siglo XXI, la exigencia de actos políticos subsanadores era mas que necesario a fines del 2020 el Derecho a la ILE se convirtió en ley, TTT, lesbianas, maricas, NB, cisgeneros festejamos esta batalla legendaria que creaba una ruptura del posicionamiento de la mujer en la sociedad y que hay un mas allá en la decisión de gestar que no es solo apropiativo de la mujer sino de cualquier otra identidad gestante que así lo pueda decidir.


Y la esperanza mas que nunca fue puesta al discurso y modelo político transfeminista, aparentemente se consolidaba, pero cuando una terminología que habla de las travas y trans no nace de las huestes políticas de las travas y trans ello me hace sospechar nuevamente del extractivismo, antes conocido como académico hoy es político.


Como borregas al matadero creímos lo imposible el apoyo necesario para el cupo que se trataría en sesiones extraordinarias en el 2021 era posible, SI TENIAMOS AL TRANSFEMINISMO, pero la alerta se me encendió, cuando aquellas que se decían transfeministas lo primero que dijeron fue: AHORA SEPARACION DE LA IGLESIA DEL ESTADO!!


Y caí en conciencia del uso del movimiento TTT por parte del feminismo, no se si por cool, benevolente o simplemente por quitarse la culpa o mejor dicho quitarse esa mancha, con un poco de lavandina de la inclusión se reparaba, lo malo que la lavandina borra el rastro pero deja olor, y fuerte.


Ya desde mis acciones políticas y de promoción de derechos cuestionaba fuertemente el termino transfeminista, muchas ofendidas me señalaban inclusive de transodiante, solo me quedaba esperar una señal fuerte de aquellas imperceptibles que a lo largo de este relato el feminismo hegemónico fue marcando, con Ministerio incluido que la inclusión denota no solo una posición de poder de dejar incluir o no, sino que a la vez es una falacia construida de modelos de verdad endebles.


Y ese día llego donde al cupo TTT se le vencía la fecha de discusión, gran tristeza y decepción fue cuando les que fueron a la plaza eran las mismas caras de hace décadas, el feminismo de hegemonía de poder no estaba, entonces pensaba como llegamos a cambiar el discurso político, el nombre de una marcha legendaria exclusivamente de mujeres, y desde ese día de soledad entre les mismes pares de siempre.


A muchas identidades les cayo la ficha del como lo material del discurso político se desmaterializa en la acción política.


Así como también nos cayo la ficha preguntando por Tehuel día a día, durante 50 días y me sigo preguntando no donde esta Tehuel, porque nuestra conciencia domesticada no nos da las dos opciones que no nombramos por perder las esperanzas, asesinado o en cautiverio por trata de personas trans, varones trans específicamente, quizás pensemos que dar ese debate nos quite las esperanzas de la búsqueda, y me trae a colación lo que alguna vez dijo una madre de plaza de mayo: yo quería que apareciera con vida o sin vida pero que sepamos de mi hijo.



ASI COMO ME PREGUNTO DONDE ESTA TEHUEL, ME PREGUNTO DONDE ESTA EL FEMINISMO HEGEMONICO CON SU PODERIO TRANSFEMINISTA HACIENDO CARNE LA PERFOMATIVIDAD DISCURSIVA EN PRACTICA DE ACCION DE AQUELLO IMPUESTO POR OBLIGACION LLAMADO TRANSFEMINISMO.



71 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo