• Travazona

Aquí no hay nada más que puro amor



Días atrás mi hermana Violeta Alegre me informa sobre esta nota donde el periodista de policiales devenido a entendido en la temática de géneros diversidades y sus roles sociales, describe en conjunto con una Sra. la cual en mi memoria la sostengo aunada las notas sociales, diplomáticas (creo su gran momento lo tuvo con los preparativos del casamiento de Máxima Zorreguieta hija de quien la Corona de Orange le negó participar de la boda de su hija, debido a su prontuario mas que sabido como colaborador de la dictadura militar) a ser críticos de productos de entretenimiento de la televisión paga.

Pero es sabido que la rancia oligarquía aunada a una corona le está todo y casi todo permitido.

Estamos hablando del Sr. Guillermo Canaletti y la Sra. que en ningún momento me llega a la mente su nombre, ya recordaré.


Los comentarios vertidos con un tinte de critica fílmica es dirigida hacia la nueva serie de Netflix “La casa de las flores”, es el relato de una familia acomodada de la clase alta mexicana donde con un suicido inicial surgen una serie de situaciones por demás conocidas en los famosos culebrones mexicanos sumado a la actualidad social.

En esta la novedad versa sobre la convivencia dentro de las situaciones sentimentales y problemáticas de las novelas sumado el tema de las relaciones homosexuales, tríos sexuales, poliamor, amén de las nuevas identidades de familias donde aparece una mujer trans quien vuelve a ver a su exmujer luego de varios años y surge una nueva historia de sexoafectividad.

Si ponemos el ojo respecto de las novelas típicas, nada de esto por lo menos para la comunidad lgbti sería nuevo, pero como siempre a ciertas personas como estos dos aparecidos televisivos (ya que no merecen el título de periodistas o panelistas, coronándose ellos mismos con sus ridículas actitudes) toman la bandera de la moral y el buen gusto, entendiendo buen gusto respecto de sus protagonistas poco comunes y las situaciones fuera de lo ¿normal?

Canaletti y panelista de TN se quejaron de una serie porque tenía “travestis”


“Escenografía de uno colores que te hacen doler la vista”, refiere la periodista de edad madura, espero  que esta señora sepa que la novela se llama la casa de las flores y como punto en común en un lugar donde se venden flores (la mayoría de los hechos importantes en el primer capitulo sucede allí) y que puede haber, ¡¡colores!!, y en las ambientaciones mexicanas prevalece el color, más allá del dolor de córnea que le pueda producir a esta delicada crítica de arte (¿).

El titulo no solo refiere a una gran florería sino además esta familia es dueña de un “cabaret” donde hacen shows chicas travestis, trans y transformistas, cae de obvio el doble juego del título.

Analizando la nota de estos dos aparecidos televisivos al referirse que en la serie aparecen temáticas travestis trans dice textual: “el guionista escribió después de comer”, y si la gente a veces escribe antes después o durante una comida Canaletti, si quiso decir que escribió en algún otro estado que quisiese asociar a alienación mental Sr. Le salió mal, o temió decir algo mal.


Verónica Castro en la serie fuma en pipa y no precisamente tabaco, pero se ve que el horror del consumo de cannabis pone de los pelos a esta señora con ese corte carré de hace más de 20 años, como tomando ilegal el consumo de esta planta, sepa que la marihuana y su consumo medicinal en México desde Noviembre desde 2017 es legal.

Me llamo poderosamente la atención como Verónica Castro en su rol aclaraba constantemente “es libre de sangre” entendiendo luego este termino por libre de narcotráfico debido a la historia de México con los carteles de drogas.

Evidentemente lo rancia y patricia[2] de esta señora no condice con aggiornarse al conocimiento de las situaciones actuales de diferentes países de la Patria Grande, quizás verse en demasía respecto de las coronas colonialistas y este mucho más al tanto ya que debe responder a las modas de las Coronas Europeas.


Esta señora refiere con mohines espasmódicos: “la transexualidad es muy duro de ver” tratando de entender lo duro, sigo pensando, no hay caso.

“Para nosotros que amamos las telenovelas que le vamos a hacer”, refiere esta señora con piel casi mortuoria del espanto, al no ser las novelas clásicas de antaño, de abortos escondidos, de personal doméstico violado por el patrón,  no habrá hijos ilegitimos no reconocidos, no serán los clásicos cachetazos de amor, no serán las travestis enclaustradas en la prostitución, no serán los crímenes pasionales a los que se referían a los femicidios 10 años atrás, no será el hijo delicado devenido a las sombras en homosexual, no será Marimar, ni Maria la del Barrio, no será Rolando Rivas, no será La extraña dama, no será Rosa de Lejos.

Solo es la actualidad social, Canaletti y Sra. sin nombre, solo es lo que sucede en la sociedad que avanza, que refleja en cierta medida algunas relaciones que suceden hoy, quizás para usted en su mundo estas situaciones caracterizan lo bizarro, para el mundo de todes es real, sucede, no le negamos el divertimento y la creatividad del autor, pero insisto Sra. de dudoso conocimiento es lo que sucede hoy, no se quede en el medioevo.

Para concluir nada más hermoso que parafrasear a la gran Verónica Castro hablando desde su personaje“aquí no hay mentiras, no hay envidias, aquí no hay nada más que puro amor”.


[2] de familia tradicional de la clase aristocrática Argentina.

3 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social de YouTube

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com